Mario Benedetti – La vida, ese paréntesis

MBMontevideo, 17 may (EFE).- El escritor uruguayo Mario Benedetti murió hoy en Montevideo a la edad de 88 años, informaron a Efe fuentes próximas a su familia.
Benedetti, que padecía un delicado estado de salud, estaba en su domicilio de la capital uruguaya al momento de morir.

Esta noticia acaba de salir en la agencia EFE hace 10 minutos (ah si, Mariolo al toque … en verdad, fue gracias a leer a Adriana en FB).

Mario Benedetti, poeta del amor y del exilio, muere en Montevideo a los 88 años. Tras una larga enfermedad que amagó varias veces con llevarse a este best seller de las letras uruguayas, de los sentimientos, a este popularizador de la poesía en español como casi ningún otro. La muerte, es decir, esa enfermedad pulmonar crónica que padecía, se lo llevó por delante tras su cuarto ingreso en un año en el hospital Impasa, de Montevideo.
Así, El País de Madrid.

Aunque para él su galardón más importante era tener lectores, en España su trabajo fue reconocido con el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1999. También recibió en 2001, tras superar una dolencia cardiaca, el premio iberoamericano José Martí y el Premio Internacional Menéndez Pelayo en 2005.
Esto es parte de lo que dice El Mundo, de España también.

URGENTE Muere el escritor uruguayo Mario Benedetti a los 88 años
Benedetti, mito de la literatura en busca de la utopía y el compromiso social.
Así titula Adn.

Y podemos seguir con cientos de publicaciones que ya, a poco de sucedido, están titulando (20 minutos, Yahoo, Eco, Diario Vasco, Clarin, etc).

Lo cierto es que sucedió lo que todos temíamos, dadas sus circunstancias de salud. Don Mario, se fue.
Si bien he confesado que no me han gustado mucho las últimas cosas, es una pequeñez al lado de tantísimos libros, de tanta poesía que me ha llenado, de la que me he aprovechado para regalar y quedar bien, para leer o copiar en un papel y así decir lo que sentía pero no encontraba palabras.

Tuve ese placer envidiable de conocerlo, de cruzar algunas palabras con el, con mi tocayo, de nombre y de iniciales, ambos somos MB. Y así me dejó estampado en uno de los autógrafos que me firmó. Si, fueron dos veces que lo molesté con tal cholulés (o no); aquellos “días de radio” de este Botija.

De biografías se encargaran todos ahora, todos los periodistas ya tienen los obituarios prontos, o quizás lo lees en Wikipedia (donde ya actualizaron).

Autógrafo003Gracias Don Mario. Gracias por este saludo cordial que Ud me dejó y que yo le retribuyo con hasta Siempre, Tocayo.  Precisamente, donde me llama “tocayo” me tomó de sorpresa y lo primero a mano fue este papel. El otro, ya sabiendo que Ud estaría en la Radio para una entrevista, me fui con el nuevo libro en ese momento, La vida ese paréntesis … Ja, que cosa ¿no?, Ud hoy cerró ese paréntesis.

Anuncios

23 comentarios en “Mario Benedetti – La vida, ese paréntesis”

  1. solo una vez pude hablar, bueno balbucear con el, en la presentación de Las Soledades de Babel y lo único que atine a decirle fue “Gracias por existir”, me sentí tan tonta, tan gurisa( lo era) con ese comentario y salí casi que corriendo.

    Me gusta

  2. sin palabras
    para mi todo un símbolo de tantas cosas, de toda “mi época de revolucionaria”, de todos mis amores, de todos mis dolores, de todas mis dudas, de todo.
    Me duele y emociona como si fuera alguien tan cercano, que cosa no? (justo me agarra con el moco flojo)

    Lo pude ver y escuchar en el Club Banco Rca. hace muchos años ya y tener un libro autografiado por él también.

    Mañana, tal como él se lo merece un feriado para que todo el pueblo lo acompañe.

    Me gusta

  3. “Unas veces me siento
    como pobre colina
    y otras como montaña
    de cumbres repetidas.

    Unas veces me siento
    como un acantilado
    y en otras como un cielo
    azul pero lejano.

    A veces uno es
    manantial entre rocas
    y otras veces un árbol
    con las últimas hojas.

    Pero hoy me siento apenas
    como laguna insomne
    con un embarcadero
    ya sin embarcaciones
    una laguna verde
    inmóvil y paciente
    conforme con sus algas
    sus musgos y sus peces,
    sereno en mi confianza
    confiando en que una tarde
    te acerques y te mires,
    te mires al mirarme.”

    hoy, yo me siento triste

    Me gusta

  4. Cuando Mario me comento la triste noticia!, me acorde muchísimas cosas, de sus poemas y de uno en especial que Mario me dedico cuando recién nos conocimos y que estando en Colombia aun, me envió el libro de Antología Poética y dentro!!! Táctica y Estrategia. Que Táctica de Mariolo en traerme je! y la estrategia que estamos elaborando ahora para ir por este camino juntos y batallando todo lo que nos haga mal!!!

    Gracias Mario Benedetti por todo lo que nos brindaste!!!

    Me gusta

  5. Eduardo, me hiciste emocionar … Leer que eso que yo escribí, desde mi corazón, lo pones para el resto del mundo (hasta en inglés) … pues … GRACIAS.
    Y si, te estoy debiendo una respuesta a tu propuesta, lo sé (el trabajo me tiene mal), lo hago esta semana.

    Chirus, a muchos nos pasa eso de no saber qué decirle a alguien que admiramos. Estuviste bien igual. A don Paez Vilaró, por ejemplo creo que le dije algo parcido que vos, jaja.

    Adri, sin dudas emociona. Leer en las publicaciones del mundo, como titulan y lloran su muerte, emociona.
    Las dos veces que estuve con el y pude conversar un poquito, fue hace más de 10 años. Un tipo que no le gustaba mucho eso, que era más bien vergonzoso, prefería pasar desapercibido. Claro, en mi caso estábamos en un estudio de radio … como que ahi no.. jaja

    Tal cual, Pelado, este señor era y es alguien que va más allá de sus letras.

    Vero, que linda manera de recordarlo, de homenajearlo.

    Samy, tal cual lo que decis. Para muestra, la foto que pusimos hoy en el 1xdia.

    Me gusta

  6. Con sentimiento de solidaridad y aprecio, me uno al pueblo Uruguayo en su congoja. Si, se ha ido un referente, un dramaturgo, periodista y hombre de compromiso ético, y por sobre todas las cosas un gran hombre; la literatura está de luto y América Latina, lamentamos profundamente su partida.

    Así, suene repetitivo, citare una de las mejores poesías, que ami me gusta mucho.

    Hagamos un trato

    Cuando sientas tu herida sangrar
    cuando sientas tu voz sollozar
    cuenta conmigo.

    (de una canción de Carlos Puebla)

    Compañera,
    usted sabe
    que puede contar conmigo,
    no hasta dos ni hasta diez
    sino contar conmigo.

    Si algunas veces
    advierte
    que la miro a los ojos,
    y una veta de amor
    reconoce en los míos,
    no alerte sus fusiles
    ni piense que deliro;
    a pesar de la veta,
    o tal vez porque existe,
    usted puede contar
    conmigo.

    Si otras veces
    me encuentra
    huraño sin motivo,
    no piense que es flojera
    igual puede contar conmigo.

    Pero hagamos un trato:
    yo quisiera contar con usted,
    es tan lindo
    saber que usted existe,
    uno se siente vivo;
    y cuando digo esto
    quiero decir contar
    aunque sea hasta dos,
    aunque sea hasta cinco.

    No ya para que acuda
    presurosa en mi auxilio,
    sino para saber
    a ciencia cierta
    que usted sabe que puede
    contar conmigo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s