Archivo de la etiqueta: enrique buchichio

ZANAHORIA, una historia del Uruguay

Uruguay, octubre de 2004. Dos periodistas se embarcan en una travesía de secretos, simulaciones, encuentros furtivos y paranoia cuando un misterioso informante los contacta con la intención de revelar pruebas sobre crímenes de la dictadura militar hasta ahora nunca investigados. La entrega se pospone reiteradamente, la paciencia se agota y la ansiedad crece, pero la posibilidad de obtener la información es más fuerte que cualquier sospecha. Inspirada en hechos reales.

Parece un guión de una película de esas que vemos en HBO, por ejemplo, un clásico thriller.
Pues si, dicen que la realidad a veces supera a la ficción, y en este caso Enrique Buchichio se topó con una historia real que parecía una película en si misma, y no lo dudó, hizo la película.

“Una tarde una compañera de trabajo me recomienda leer una nota. Me pongo a leer y me quedo absolutamente enganchado con esa nota que contaba básicamente la peripecia de la película, pero obviamente de manera más detallada. Cuando terminé la nota, que me divirtió, me intrigó, me conmovió y, sobre todo, atrapó mi atención, pensé que era un material como para una película”, explica Buchichio en conversación con El País.

4ff6b3639af1dbdf760a36050b1252e1 ZAN-F-Afiche-67x100-LowEra el año 2005, cuando Enrique Buchichio – entonces recién egresado de la Escuela de Cine del Uruguay (ECU), lee en el semanario Voces del Frente (hoy renombrado Voces).Lo que allí narraba el periodista Jorge Lauro, junto a un editorial de su colega Alfredo García, era una sucesión de acontecimientos protagonizada por ellos mismos durante los meses de octubre y noviembre de 2004, en medio del furor electoral de esos días.

“Uno a veces no imagina que en Uruguay pasan esas cosas, pero pasan”, dice Buchichio. “Me parecía interesante contar algo que tuviera que ver con lo que la dictadura nos dejó como sociedad en esa clave y no en la clave costumbrista o testimonial más habitual”.

A Enrique siempre le ha gustado mucho el género del suspenso y el thriller (tengo la suerte de contar con su amistad y de habernos hechos panzadas de películas, de comentarlas y hasta de jugar cada año con apuestas “oscareñas”), por lo que en esta historia él encontró un material genial para un género que le gusta y que no ha sido explotado en nuestro creciente cine uruguayo.
“Me parecía que había elementos de tensión e intriga detectivesca, dentro de este subgénero del thriller periodístico”.

La película la podemos ver y comentar desde dos opciones:
Como película de ficción, es una de suspenso, como decimos coloquialmente muchas veces. Es una muy buena película de suspenso Uruguaya. Y, si bien ya nos hemos hartado de poner la palabrita “uruguaya” a lo que hace acá como para que le tengamos más cariño y las críticas sean más leves, en este caso de ZANAHORIA, hay que aplaudir y congraciarse de que un director nos regale una película de unos de los géneros que más gustan en todos lados y que nos entretenga, que nos mantenga en vilo durante 1h 40.
74ce794f7b12dc1e79a8e87d78bb428bEl resultado me pareció “redondito” no sólo por la historia, sino además por las actuaciones, donde sobresale César Troncoso (otra vez) en la piel de Walter, el informante; formando un muy buen trío actoral con Abel Tripaldi (Alfredo) y Martín Rodriguez (Jorge). Troncoso y Rodriguez ya son los actores fetiches de Buchichio se puede decir, ya que ambos actúan en “EL cierto de Leo”, primer film del director. Y una mención especial a la música de Mario Buchichio (hermano del director), que no sólo acompaña, ayuda o sirve de fondo, por momentos es la causante de la tensión que uno siente.

Y como película basada en hechos reales, la historia no es que revuelva en el pasado ni que traiga temas pasados, o cosas parecidas que alguna gente a veces dice; nos recuerda claramente que hay cuentas que no se han saldado aún. Lo muertos, muertos están, se sabe, pero el no saber dónde están, qué se hizo con sus restos, es algo que no debería tener discusión siquiera. Sin embargo la tiene, sin embargo hay quienes prefieren dejar ese hueco enorme en nuestra historia como país.
“Si esa información no faltara, no habría ningún tipo como Walter.”

“Hay tantos Uruguay como queramos mirar. Debajo de una baldosa te podés encontrar con un país que nunca te imaginaste. Yo cuando leí esta historia dije: `no puedo creer que esto haya pasado acá”.

dafec1cf96f22283b154d32fa03e52baZANAHORIA es una película uruguaya que se estrenó ayer, pero hay gente que ni se entera y no es su culpa. Es que desde hace tiempo el cine para muchísima gente pasa sólo por lo que Hollywood nos vende a través de su parafernalia de publicidad.
Pero Hollywood también hace buenos thriller que no necesitan de efectos visuales especiales o de una banda sonora constante de canciones pegadizas. Ese Cine es el que de vez en cuando se rescata cada tanto Gracias a Dios y gracias al Santo Celuloide … bueno, hoy es un santo Digital, pero bienvenido lo digital cuando aporta para una mayor calidad material.

En Cartelera (este link) tienen los horarios en las diferentes salas.
VAle la pena verla, la recomiendo.

4,5 batis
4,5 batis

"El Cuarto de Leo" abre su puerta en Montevideo, al fin

Leo posterEn Setiembre del año pasado publiqué una charla que tuve con Enrique Buchichio, director de El Cuarto de Leo, previo a exhibirse en el Festival de San Sebastián y comienzo de un periplo de varios eventos internacionales, en los que ha cosechado diversas distinciones.
leo 1Aquella nota, por suerte aún muy vigente (si leemos las buenas notas que le están haciendo estos días en varios medios), la pueden leer nuevamente en este link.

Como dije en esa nota, con Enrique me une una amistad personal de hace muchos años (aún teníamos pelo 🙂 ), de aquellas épocas de en que estudiábamos Comunicación.
Por eso, también, el orgullo de que esté yendo tan bien. Pero, además, el orgullo de ver plasmada en la pantalla su primer película, su primer largometraje (antes realizó dos cortos, siendo “En la Plaza” el más conocido y galardonado. Pueden verlo en Youtube, Parte 1parte 2.)

Leo vive una constante incomodidad e insatisfacción, propias de alguien que se esfuerza por llevar una vida que en realidad no desea. Trata de cumplir con su madre, con su novia, con su carrera, aunque en el camino se olvida de cumplir con sus propios deseos. En pleno proceso de búsqueda, auto aceptación y definición sexual, se reencuentra con Caro, una ex compañera de la escuela primaria de la que gustaba cuando eran chicos, y que ahora vive su propia crisis personal.

Ese reencuentro casual removerá en Leo dudas e incertidumbres, mientras intenta ayudar a Caro a sobrellevar un doloroso trauma del que ella se niega a hablar. Y mientras Caro encuentra a su lado el refugio y el consuelo que le hacen falta, Leo descubre en Seba – a quien conoce a través de internet – el tipo de relación que realmente quisiera tener… Podría tratarse de un simple triángulo amoroso, pero es mucho más que eso: una historia humana sobre esos pequeños momentos de conexión con personas inesperadas que de pronto entran –o vuelven a entrar- en nuestras vidas y que, sin saberlo, nos ayudan a reencontrarnos con nosotros mismos.

leo 2Una película sencilla, pero con mucho, muchísimo, contenido humano. Es que esta peli es eso, es humana, sin caer en panfletarismo, ni cerca. Es una historia de alguien que vive en tu barrio, que es tu vecino, tu amigo o tu hermano.

Un drama personal, del que podemos culpar a la sociedad, a la “educación” (muy entrecomillas) que venimos heredando por siglos, que hace que haya divisiones de personas en grupos. Desde el vientre nacemos con esa “educación” sobre que “está bien” y que “está mal”. Leo, sin caer en estos extremismos que plantee al pasar, vive eso de querer mostrarse tal como es, pero siente miedo. Hay una madre que, si bien aparece poco, es fundamental.

Y hay, en paralelo, otro drama, el de Caro. Un drama distinto, feo, que te hace soltar algunas lágrimas.
Bien balanceada, sin chocar, podemos acongojarnos en algunas situaciones (como la de Caro) y podemos soltar la risa en otras, con el personaje de Felipe.

El cuarto de Leo es, entonces, una película sobre la aceptación. Pero no solo
en relación a cómo Leo comienza a aceptarse a sí mismo y cómo Caro
aprende a convivir con sus propios demonios, sino aceptación de muchas
maneras posibles: lazos familiares, amor, ausencia, pérdida, dolor, culpa,
gustos, disgustos, deseos, miedos y, sí, también sexualidad. (E.Buchichio)

La música tiene un protagonismo esencial en la película. No sólo son excelentes canciones, realmente la banda sonora es para tenerla, sino que varias de ellas hacen que no necesitemos diálogos, sólo imagenes.
Un ejemplo es “Cine y libros”, compuesta por Gonzalo Deniz e Interpretada por Franny Glass

Otra es “Irreal”, compuesta por Diego Presa (con quien compartimos comisión de padres en la escuela de nuestros hijos) e Interpretada por Buceo Invisible.

Y una de No te Va Gustar que lo dice todo (si uno está viendo la peli, claro), “Solo”.

Elenco:
Martín Rodríguez……………………………………………………Leo
Cecilia Cósero………………………………………………………Caro
Gerardo Begérez……………………………………………………Seba
Arturo Goetz……………………………………………………………Juan
Mirella Pascual………………………………………………………Madre de Leo
César Troncoso…………………………………………………….Eduardo
Rafael Soliwoda…………………………………………………….Felipe
Carolina Alarcón……………………………………………………Andrea
Leonor Svarcas……………………………………………………..Alicia
Sylvia Murninkas……………………………………………………Leticia
Y Mariolo como Peatón mala leche del Súpermercado 🙂

La película tuvo su estreno mundial (como dije más arriba) en el Festival Internacional de San Sebastián 2009 (Sección Zabaltegi – Nuevos Directores), luego de haber sido seleccionada para Cine en Construcción – Toulouse (2009). Además participó en la sección oficial de los festivales de Biarritz, La Habana, Marrakech, Miami, Praga, entre muchos otros. Ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine GLBT de Turín (Italia) y una mención al guión – otorgada por la Asociación de Guionistas Vascos – en el 7º Festival Zinegoak de Bilbao (España).

EL CUARTO DE LEO estrena este viernes 16 de julio en las salas de Moviecenter Montevideo Shopping, Moviecenter Punta Carretas y Complejo Casablanca.

Fotos y parte de la info, tomados del Sitio Oficial de la película.

Les dije que la recomiendo?, si, creo que si 🙂

leo 3

Enrique Buchichio y Martin Rodriguez (Leo)
Enrique Buchichio y Martin Rodriguez (Leo)

Enrique Buchichio, de El Cuarto de Leo a los Festivales

El cuarto de LeoLa productora Lavorágine Films anunció que la película “El cuarto de Leo”, primer largometraje escrito y dirigido por Enrique Buchichio, tendrá su estreno mundial en el 57º Festival Internacional de Cine de San Sebastián, que se desarrolla desde este viernes 18 hasta el 26 de setiembre en esa ciudad española.

La prensa, tanto uruguaya como extranjera, se hizo eco
La prensa, tanto uruguaya como extranjera, se hizo eco

La película será exhibida en competencia dentro de la sección Zabaltegi-Nuevos Directores. En la página oficial del Festival pueden ver ya su ficha.

Será su primera escala en el circuito internacional de festivales, luego de haber sido seleccionada – en etapa de posproducción – para el encuentro de Cine en Construcción del Festival Latinoamericano de Toulouse (Francia), que tuvo lugar en marzo de 2009, y antes de su estreno en Uruguay, previsto para comienzos del año que viene.

Inmediatamente después de su paso por San Sebastián, “El cuarto de Leo” participará en competencia – entre el 28 de setiembre y el 4 de octubre – del 18º Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz, Francia (aqui el listado de films en concurso, incluido el uruguayo).

El proyecto recibió el premio FONA 2005, y cuenta con el apoyo del Fondo Ibermedia, de MVD Socio Audiovisual y de Global Film Initiative.

Leo, un joven en pleno proceso de autoaceptación y definición sexual, se reencuentra con Caro, una ex compañera de escuela primaria que le gustaba cuando eran más pequeños, y que ahora vive su propia crisis personal. Ese reencuentro casual va a repercutir en los conflictos de cada uno, sin que ninguno de los dos sepa lo que realmente le pasa al otro.

El elenco está encabezado por Martín Rodríguez, junto a Cecilia Cósero, Gerardo Begérez, Mirella Pascual, Rafael Soliwoda, Carolina Alarcón, Sylvia Murninkas y Leonor Svarcas, entre otros. Y cuenta con la participación especial de César Troncoso (El Baño del Papa) y del argentino Arturo Goetz (Derecho de familia, El nido vacío).

Charla con ENRIQUE BUCHICHIO

E. Buchichio
"A mí me gusta el cine en general, y eso incluye mis roles como espectador tanto como el de crítico o realizador. Me es imposible separarlos."

Difícil hacer una nota a un amigo del alma; difícil preguntarle algo que no sepamos. Pero la idea es informarles a Uds. sobre esta nueva película uruguaya, que nuestro país estará representado otra vez en los festivales internacionales.
Les presento al director, Enrique Buchichio.

Mariolo: Estudiaste Comunicación Social y te has desarrollado como crítico de cine. Además estudiaste en la Escuela de Cine del Uruguay y hoy sos director. ¿Son compatibles ambas carreras, no se “chocan”?, ¿Con cuál te identificás más?

E. Buchichio: La verdad, he pensado un poco al respecto. No creo que se choquen, pero en algún momento me sentí un poco incómodo con la existencia paralela de las dos carreras, digamos (si bien una es un trabajo y la otra un sueño hecho realidad que, por ahora al menos, no me va a dar ganancias materiales…). A mí me gusta el cine en general, y eso incluye mis roles como espectador tanto como el de crítico o realizador. Me es imposible separarlos. Si bien obviamente ahora estoy más concentrado en el de director porque estoy presentando mi primer largo, eso no quiere decir que vaya a dejar de lado las otras. Sin duda, en cuanto vuelva de los festivales me voy a poner a ver cine y a escribir críticas.

M: De chico, ¿eras de escribir historias (lo que podrían ser mini guiones) imaginándote una película?, ¿eras de jugar a hacer películas?, ¿soñabas con dirigir, con esto de estar en festivales?.

EB: Escribía mucho, pero más que nada cuentos y alguna novela corta . A eso de los 12 o 13 años me puse a escribir lo que podríamos llamar “guiones”, pero sin tener la menor idea del formato. Obviamente, si leyera algo de eso ahora creo que me daría un poco de vergüenza… Había uno en particular, que se llamó “Los violines de Herrman”, que era un delirio sobre un asesino en serie que mataba críticos de cine (!) y también un modesto y algo berreta homenaje al cine de Hitchcock, en particular –obviamente- a Psicosis. Incluso llegué a escribir la adaptación de una biografía de Orson Welles que soñaba con llevar al cine con Robert Urich encarnando al genial director… (!!) O sea que sí, ya soñaba con hacer películas, aunque todavía no tenía la menor idea de lo que significaba eso.

M: Recuerdo haber leído el guión sobre el asesino serial, tenía mucho humor negro.

“En la Plaza” fue tu primer trabajo como director. Ese cortometraje recorrió varios festivales y cosechó varios premios también. ¿Pensabas que ya, de primera, ibas a tener éxito, que te iba a ir tan bien con la crítica; siendo que vos también sos crítico? / ¿Lo acontecido con dicho corto fue lo que más te incentivó a seguir en esta carrera?

EB: “En la plaza” está basado en un cuento de Carlos María Domínguez, y fue pensado como trabajo de egreso de la Escuela de Cine. O sea que sólo aspiraba a que quedara medianamente pasable como corto estudiantil; que recibiera algún premio y algunos elogios fue toda una sorpresa. Antes de eso yo ya estaba seguro que quería seguir haciendo cortos o largos, pero en todo caso, que “En la plaza” llamara un poco la atención me dio la pauta de que iba por buen camino, nada más.

M: “Noche Fría”, tu segundo corto, también tuvo su repercusión en festivales. Un poco más oscuro quizás; para mi, amante de los comics, me pareció precisamente que tenía cosas de dicho arte. ¿Fue más experimental?

EB: Absolutamente experimental y decididamente oscuro (literalmente), y fue más que nada un ejercicio de exploración de climas y ambientes que me interesaba probar, donde la historia y los personajes eran mínimos, apenas una sugerencia dentro de un marco estético particular. Uno no termina la escuela de cine y ya sabe de todo ni se las sabe todas, en absoluto, por eso para mí era importante, casi como complemento de mi formación, hacer al menos otro corto para probar cosas nuevas, para probarme a mí mismo como director al frente de un equipo (integrantes de ese equipo técnico participaron también en “El cuarto de Leo”). Y sí, manejamos el cómic como referencia visual en algún momento, pero más que nada la tradición de la novela gráfica.

M: ¿Cómo llegamos al Cuarto de Leo, cómo nace esta historia?. ¿Ya estaba en tu cabeza antes de los cortos, o nace hace poco?

EB: Antes de los cortos no estaba la idea de este largo en particular, lo que sí estaba era una serie de experiencias personales acumuladas hace tiempo que un día me puse a pensar que estaría bueno compartir en la forma de una película. Después se fueron incorporando otros elementos y personajes y claramente la película es una ficción, pero sobre temas que me interesan y que creo que a mucha gente le interesan, pero que se han visto poco reflejados en el cine, al menos latinoamericano y mucho menos el uruguayo. El guión lo empecé a escribir pocos meses después de egresar de la escuela de cine, y la productora Natacha López, de Lavorágine, se interesó en él a principios de 2005. Desde entonces se buscó el financiamiento, hasta su rodaje en octubre de 2008.

M: Si uno lee las mini reseñas que hacen diferentes publicaciones, que anuncian “El cuarto de Leo”, piensa que se trata básicamente de un joven que está asumiendo su sexualidad, su orientación sexual. ¿Es así, o va más allá de eso?.

EB: Eso es claramente lo que le está pasando a Leo en la película, pero entonces se reencuentra con Caro, una ex compañera de escuela primaria que a él le gustaba cuando eran chicos, y que no veía desde aquellos años, y que además está atravesando su propia crisis personal. Y Leo se interesa por ella y por lo que le pasa, pero ella es hermética, aunque al mismo tiempo encuentra en Leo un refugio y un interés genuino que le falta en su vida en ese momento. Entonces creo que la película, si bien sigue acompañando a Leo con su tema, dispara otros temas que andan en la vuelta, como pueden ser los vínculos que establecemos, a veces de casualidad, con propios o extraños, los lazos familiares, los miedos, los deseos, las responsabilidades. Tiene algún apunte generacional (para gente que está en ese proceso de asumir su adultez, digamos), pero creo que es una historia en la que cualquiera, tenga la edad que tenga y haya atravesado o no las mismas experiencias que Leo o Caro, puede encontrar cosas en común y con las cuales identificarse.

M: Tu primer largometraje y el estreno del mismo será, nada menos, que en el Festival de San Sebastián, uno de los más reconocidos del ámbito cinéfilo. ¿Te pone nervioso, te da “chuchos” debutar así, en un estadio grande (usando términos futboleros)?

EB: Miedo o chucho, no. Me da mucha ansiedad, y un poco de pudor porque no me gusta mucho la exposición, pero al mismo tiempo creo que es fenomenal ese tipo de exposición para la película, y eso es lo que más me importa en este momento: que la película se vea, ver qué reacciones genera, y qué oportunidades se le presentan para el futuro inmediato. Hay una clave en todo esto del cine, para que funcione, y es la difusión. Si tu película no despierta algún grado de interés y no la ve nadie, poco importa si uno está conforme con lo que hizo. Y lo estoy, sin duda, pero ahora quiero que la gente la vea y la comente.

M: Siguiendo la comparación con el fútbol; un Festival de estos te da la posibilidad de mostrarte, de que te vean más. Si “jugás” bien, los contratistas están a la caza; en este caso son las distribuidoras.

EB: Es la idea: lo de las reacciones incluye el interés de potenciales distribuidores e incluso de otros festivales que quieran programarla. Pero yo no voy con esa preocupación demasiado en mente; para eso hay un agente de ventas, que la película por suerte ya tiene. Yo voy a disfrutar de la experiencia, a presentarla, y a ver qué reacciones despierta la película. Digamos que ya estamos “jugados” en la medida que la película ya se terminó y así se va a mostrar.

“No hay todavía una industria de cine uruguaya, y probablemente no la haya nunca, lo que sí hay son más herramientas, fondos y mecanismos para acceder a algún tipo de ayuda que nunca es suficiente, pero que es fundamental.”

M: Ayer leí, en FaceBook, un comentario jocoso de César Troncoso (que actúa en este film): “Que mal habito que estamos teniendo. Festival que aparece, festival al que le encajamos un film uruguayo. ¡Arriba!” Y es cierto, nos estamos acostumbrando a que haya una película uruguaya en cada festival, casi. Ya no es sorpresa, ya no nos asombramos como hace unos años. ¿Está habiendo, ahora, una industria cinematográfica uruguaya?, ¿las películas ya no son “a pulmón”, como antes, o sigue siendo parecido, pero hay más gente que empuja?

EB: Es cierto, este año nada más es la tercera película uruguaya que participa en un festival “clase A” (después de Gigante en Berlín y Mal Día para Pescar en Cannes). No hay todavía una industria de cine uruguaya, y probablemente no la haya nunca, lo que sí hay son más herramientas, fondos y mecanismos para acceder a algún tipo de ayuda que nunca es suficiente, pero que es fundamental. Pero las películas uruguayas, salvo que seas millonario, siempre se van a hacer un poco “a pulmón” y con la ayuda de mucha, mucha gente.

M: ¿Las empresas, los comerciantes uruguayos, son de apoyar el cine nuestro, de patrocinarlo, sponsorearlo?

EB: Creo que hay empresas que apoyan, y empresas que no. A nosotros nos apoyaron varias, y otras nos rechazaron porque no les interesaba ver su marca asociada “a esta temática”…

M: Y sin dudas, la gran ayuda viene de afuera. ¿No se puede hacer cine en Uruguay sin que haya co-producción con extranjeros?

EB: No necesariamente, pero lo cierto es que sin una co-producción no podés acceder a los fondos de Ibermedia, que son un aporte importante. Por otro lado te hace más fácil (si bien no garantiza) el acceso de la película a esos países. Después está la co-producción a nivel artístico, que también es una ventaja porque te permite sumar talentos. En este caso en particular la película cuenta con dos actores argentinos sin los cuales no puedo imaginármela (Martín Rodríguez y Arturo Goetz), y con la música original de Sebastián Kramer, un compositor argentino que admiro mucho y que por suerte se entusiasmó con el proyecto.

M: ¿Qué sigue después de esta película?, ¿estás preparando algo ya?

EB: Tengo por la mitad una primera versión de un guión que espero se convierta en mi segundo largo. Y una idea para una tercera película, así que entre esto y el estreno de “El cuarto de Leo” creo que tengo para entretenerme unos años.

M: Se puede contar algo?

EB: El guión que estoy escribiendo digamos que es una especie de “thriller periodístico” (sobre periodistas) basado en un caso real que sucedió hace unos años acá en Uruguay. La verdad que me tiene muy entusiasmado, estoy pensando en la historia desde hace un par de años por lo menos, y estoy deseando retomar la escritura.

M: Como uruguayo y amante del cine, deseo que le vaya muy bien a esta nueva película que nos representa en un festival de tanta importancia. Pero no puedo dejar de lado que sos un amigo del alma y me siento muy orgulloso de todo esto que está pasando. Así que MUCHA MUCHA MUCHA SUERTE!!!!

EB: Gracias Mariolo, porque además con el apoyo de amigos como vos es que se pueden hacer estas cosas, así que si la película hoy es una realidad se debe en gran parte a ese apoyo.

— o —

Estimadísimos amigos y amigas de Asi ta’l mundo Botija, espero les haya gustado la charla y, más que nada, les haya servido para conocer más a Enrique Buchichio. Más allá de leerlo, seguirle o criticarle sus opiniones en Cartelera,  aquí les presenté al Director, al cinéfilo que hoy nos está representando en los festivales internacionales. Un amigo al que queremos mucho en mi familia, pero también un profesional muy responsable y perseverante.

Para conocerlo un poco más aún, vean su primer corto, y premiado, En La Plaza. Parte 1 y parte 2.

Ayer tuvimos la oportunidad de ver la película, antes de viajar a San Sebastián. Lo hicimos junto a los actores y equipo técnico. Sinceramente, y aunque les parezca que me es difícil sacarme el traje de amigo, nos encantó. Una peli entretenida de principio a fin, que no desentona nunca, que no cansa (mal de muchas uruguayas). Tanto es así, que el tiempo se te pasa y no te das cuenta, y eso es algo muy bueno. Pero además, y aquí recalco, que toca temas que no se han tocado en otras, no sólo uruguayas sino latinas; na plei que se planta en este siglo, alejando esos cínicos tabúes de antaño (pero que perduran en muchos aún).
Delicada, tierna, ingenua, dramática y con humor. Todas esas cosas que sentimos a diario y que compartimos con amios y familia. Y todas esas otras que a veces ocultamos porque …. porque no sabemos la reacción del otro, y quizás nos llevemos una sorpresa, una grata sorpresa.

No cuento más. Ya la verán, porque se las recontra recomiendo, cuando se estrene en nuestras salas, en los primeros meses del 2010.

Salú.