Archivo de la etiqueta: Muy Interesante

Centro de Rehabilitación Campanero

campaneroA partir del problema de la seguridad ciudadana que a todos nos afecta y nos involucra, el documental muestra cómo se pueden cambiar conductas delictivas desde de una mirada profunda y humana, y cambiar así la vida de estas personas y, en consecuencia, la de toda la sociedad.
Tal cual lo explican Adriana Nartallo y Daniel Amorín (Hachaytiza Producciones), los realizadores de este documental.

No es sólo porque conozco a Adriana y Daniel, dos personas geniales (Adriana es la Wikipedia de cine viva 🙂 ), sino porque vi el documental y me pareció simplemente excepcional.
De esas cosas que uno piensa deben verse en todas las salas, antes de la película “pochoclera” de turno y en cada canal en horario central.
Cierto que las “noticias” del día requieren que veamos como asaltaron tal lugar, como hubo un tiroteo en tal otro, etc etc.
Cierto que sentimos cada vez más inseguridad y que cuando atrapan a un delincuente, o hasta cuando lo matan, sentimos como un alivio.

Pero Ojo, no todo es así.
Claro, también es cierto que las cárceles son simples universidades de la delincuencia, donde aprenden a hacer las cosas peor.

Pero, ¿y si hubiera más centros como este en El Campanero, en Minas?.
No rehabilitaríamos al 100%, cierto, ni al 80%, pero creo que si a un porcentaje bastante alto y eso sería MUY bueno.

¿Utopía?, quizás, pero mientras hay una realidad allá, entre las sierras de Minas.
Duración 23 minutos.

Documental. "Campanero. Cambiar la vida" por producciones_hachaytiza

Anuncios

Lavado de cabezas

Lavado de Cabezas

Desde siempre, algunos hombres han tratado de influir a otros para tenerlos a su servido. Las modernas sectas y las organizacioness totalitarias aplican hoy métodos científicos para controlar la voluntad de sus subordinados.

Corría el año 1978 y el mundo entraba en era de Ia informática, inteligencia artificial y la exploración del espacio, pero los seguidores del reverendo estadounidense Jim Jones, fundador de la secta del Templo del Pueblo, recordaron al orbe que la psique humana era igual de maleable que en la Edad Media. Cuando su líder les mandó suicidarse con un brebaje compuesto por fruta. analgésicos y uno dosis mortal de cianuro, la mayoría lo hicieron sin chistar. En la granja de Jonestown, situada en medio de la jungla de Guyana -país sudamericano donde lo secta tenía su cuartel general-, quedaron diseminados 919 cadáveres. Entre ellos había unos 200 niños, que podrían considerarse fácilmente influenciables, pero el resto eran adultos. ¿Cómo consiguió Jones convencerles de que acabaran así con su vida?
Los expertos hablan de ciertas estrategias similares que, en diverso formato, se dan en todas las épocas y ámbitos; militar, religioso. político. empresariaL Si se estudia el caso de Patricia Hearst -la joven millonaria norteamericana hija del magnate William Randolph Hearst que fue secuestrada por miembros del Ejército Simbiótico de Liberación y acabó uniéndose a ellos y participando en sus atracos a mano armada- vemos factores parecidos a los que explican fenómenos como la llamada Cruzada de los Niños. Esta ocurrió en 1212, cuando un pastorcito de Francia atravesó el país seguido por miles de adolescentes a los que convenció de ir a liberar el Santo Sepulcro. Tampoco hay mucha diferencia entre las técnicas utilizadas por David Koresh -jefe de la secta de Waco (Texas) que embaucó a 85 fieles para que resistieran un cerco policial durante 51 días- y las artimañas de desgaste de la policía que atacó el recinto y cortó la luz, el agua y los alimentos a los sitiados, al tiempo que de noche barría las ventanas del rancho con potentes reflectores y les atronaba con música de rock,
El lavado de cerebro suele comenzar con lo que Roben Cialdini, profesor de Psicología Social de la Universidad de Arizona, denomina la “técnica del pie metido en la puerta”. Consiste en involucrar progresivamente a las personas de forma que no se den cuenta del grado de implicación y responsabilidad que están adquiriendo en una organización. Al principio sólo se les pide una participación mínima y apenas se les da información sobre lo que ocurrirá. Después, poco a poco, se va aumentando la presión hasta que están metidos hasta el cuello.

Todo para la secta,incluido el salario
En el citado Templo del Pueblo, las primeras donaciones de dinero eran voluntarias. Luego Jim Jones impuso un diezmo obligando a sus fieles, Al principio debían dar el 10% del sueldo a la secta luego el 25% y aI final el salario completo. Grace Stoen, ex integrante y superviviente del suicidio colectivo, lo recuerda así: “Nunca se hacía nada de modo drástico. Lentamente, una iba renunciando a ciertas cosas y poco a poco tenia que ir aceptando otras; pero lodo se hacía muy gradualmente. Lo normal hubiese sido parar en un momento determinado, sentarse y reflexionar. Pero no: él hacía lodo de forma tan paulatina que terminabas pensando: Bueno, si llegué hasta aquí, ¿por qué no un poco más ¿Qué diferencia hay?”.
¿Cómo se explica que funcione tan bien esta técnica del pie metido en la puerta? ¿Por qué cuesta tanto rectificar los compromisos? En los años cincuenta, la médium Marian Keech creó una secta que fue conocida como The Seekers-Los Buscadores- o La Fraternidad de los Siete Rayos. Keech decía recibir mensajes escritos de unos extraterrestres que se hacían llamar Los Guardianes. Estos informaron telepáticamente a la médium de que en una fecha determinada la mayor parte del continente quedaría cubierto por una gran inundación, y que los miembros de la secta serían evacuados en un platillo volador “la noche de la nevada”. Al llegar el día señalado, todos se prepararon para el viaje, pero el ovni no apareció. A los psicólogos que se habían infiltrado en la fraternidad les intrigaba saber cómo reaccionarían sus integrantes ante el fallo de las predicciones, Pues bien, lo que ocurrió no tuvo mucho que ver con el sentido común: la mayoría se afianzó más en sus creencias y empezó a divulgarlas con más fuerza de lo que lo habían hecho hasta entonces … ¿Por
qué? Tal vez porque muchos miembros de la organización habian renunciado a sus empleos y se habían deshecho de valiosas posesiones a fin de estar Iistos para abandonar el planeta. Su única posibilidad de consuelo era lograr convertir a más gente a sus creencias con el fin de conseguir un apoyo social que les hiciera sentirse mejor.

No rectificar aunque el error sea obvio
El director del estudio sobre esta secta ufológica era el psicólogo de la Universidad de Stanford Leon Festinger, quien acuñó el término de disonancia cognitiva para la tensión que se crea cuando, simultáneamente, tenemos dos pensamientos que no concuerdan entre sí. Por ejemplo, puede haber disonancia cuando advertimos que hemos actuado en contra de nuestra ética, o si tomamos una decisión favorable a determinada opción cuando había razones de peso en pro de la opción contraria. La sospecha de que nos hemos equivocado y no tenemos excusa para explicarlo produce una gran tensión. Para los miembros de The Seekers, la situación era difícil: por una parte estaba el hecho de que los extraterrestres habían incumplido su promesa; por otra, la necesidad de justificar todos los años y esfuerzos dedicados a esa promesa. La solución final fue la huida hacia delante: se implicaron aún más que antes.

Poseedores de un código secreto
Mediante el control de la información se logra crear lo que el psiquiatra Robert Lifton, profesor de Harvard y Yale, llama código secreto. En los grupos cerrados se generan términos propios para referirse a la realidad que son completamente incomprensibles para quienes están fuera de la secta. Es más: en realidad tampoco los que se hallan dentro tienen muy claro lo que significan.
En estos grupos se utilizan afirmaciones vagas -“nosotros somos altruistas y espirituales, los que se nos oponen son egoístas y materialistas'”; “el mundo no está bien y necesita un cambio revolucionario”- y definiciones del mal abstractas -“los que nos critican no son suficientemente valientes como para abrazar nuestra fe” -. cuya finalidad es que el líder pueda decidir qué es bueno y qué es condenable en cada momento, Para Lifton, esta técnica del “código secreto'” manipulable es muy útil porque permite ir variando las creencias de los adeptos en función de los intereses de sus Jefes. Un ejemplo: en el año 1000 la Iglesia Católica sostenía oficialmente que el vuelo de las brujas era una ilusión provocada por el diablo; quinientos años más tarde, su doctrina era que quienes afirmaban que tal vuelo era una ilusión estaban asociados con el diablo.
Otro factor de manipulación es lo que se conoce como el Efecto Forer o de validación subjetiva. Fue descrito por el psicólogo de la Universidad de California L. A. Bertram R Forer (1914-2000) como la tendencia que tiene todo el mundo a aceptar descripciones generales de su personalidad como si fueran específicamente suyas sin darse cuenta de que la misma evaluación podría aplicarse a la mayoría de personas. Los líderes sectarios usan a menudo esos lugares comunes _”usted necesita que los demás le quieran y le admiren, por eso es muy critico consigo mismo”‘; “tiene un gran potencial, pero todavía no ha podido desarrollarlo”: o “le gusta pensar por sí mismo y no acepta la opinión ajena a no ser que le presenten pruebas”‘, .. – para embaucar a sus adeptos. Así, la víctima del lavado de cerebro cree estar ante alguien que le conoce perfectamente y que cuenta con una Ideología diseñada especialmente para ella. lo cual produce un tremendo impacto emocional.

Tantas emociones impiden pensar
Todas estas estrategias de manipulación de la psique apelan directamente a nuestro lado más visceral, Como recuerda la neuróloga de la Universidad de Oxford Kathleen Taylor en Brainwashing, The science of Thought Control (Lavado de cerebro. La ciencia del control de pensamiento), “cuando algo provoca una reacción emocional, el cerebro se movíliza para lidiar con ello y dedica muy pocos recursos a la reflexión”‘, Los que quieren influir en los demás saben que la visceralidad elimina el espiritu crítico y por eso las técnicas de control mental van dirigidas a crear esa dependencia emocional. El reverendo Jones y otros líderes sectarios usaron la debilitación de los lazos externos para que los miembros de su congregación fueran separándose progresivamente de sus familias y amigos. Así, se vuelcan emocionalmente hacia el grupo y se ven incapaces de abandonarlo al no tener otro punto de referencia sentimental. Y son los mismos adeptos los que se encargan del control de los demás, porque creen que así aumentan su nivel de relación con el lider. Es lo que el citado psiquiatra Roben Lifton denomina la delación premiada.

Se dírigen a la gente con problemas
Por otra parte, para captar nuevos fieles las sectas eligen a personas que pasan por un momento sentimental difícil -ruptura de pareja. muerte de un ser querido- y confiadas -Jim Jones se centró en jóvenes de raza blanca y clase media, más ingenuos que los chicos de la calle. Además, como la captación suele venir a través de un conocido, la apertura al enganche emocional es total. Después, el hecho de tener un único asidero sentimental -los miembros del grupo- hace el resto.
Como recuerda la socióloga Janja Lalich -profesora de la California State University y ex miembro de una secta -en su libro Captive Hearts, Captjvc Minds: Frccdom and Recovery from Cults and Abusive Relationships (Corazones cautivos, mentes cautivas: libertad y recuperación de cultos y relaciones abusivas), “sólo hay verdadera comunicación y se puede esperar sinceridad y claridad cuando las personas están en un nivel de igualdad. Eso jamás ocurre en estos grupos. La diferencia de poder vuelve a los adeptos emocionalmente dependientes y vulnerables, y es muy fácil acabar sintiendo más cariño del que nos gustaría hacia quienes nos están manipulando”.
El reverendo presbiteriano de ascendencia escocesa-irlandesa James McGready fue uno de los líderes del movimiento revivalista que surgió en Estados Unidos, principalmente en Pensilvania, a finales del siglo XVlII. Para los seguidores de esta corrienle, el objetivo de la predicación era conseguir un intenso fervor religioso. La Feligresía de McGready estaba compuesta principalmente por cuatreros, atracadores de bancos y asesinos, por eso necesitaba inducir fenómenos de histeria colectiva en su auditorio para hacerlos más manipulables.
Las ceremonias oficiadas por el reverendo se celebraban al aire libre. los adeptos iban acudiendo al lugar de concentración a lo largo de varios dias a lomos de caballos o en carros entoldados hasta fornar una muchedumbre entusiasta, y McGready andaba de un lado para otro para recibirles y exhortarles a que se arrepintieran para escapar de la condenación eterna. Después, tenía lugar un ritual extenuante que se prolongaba a veces durante semanas. Centenares de hombres y mujeres histéricos se desmayaban entre aullidos y alaridos. Algunos perdían el sentido y cuando volvían en sí exclamaban que habían encontrado la salvación. Otros corrían alocadamente y se Internaban en los bosques de los alrededores gritando con toda la fuerza de sus pulmones “¡perdido!, iestoy perdidol”. Mientras, grupos de hombres y mujeres se entregaban a la ceremonia de acorralar al diablo, arrastrándose a cuatro patas, ladrando como perros y gruñéndose duranle horas. Había quienes se dedicaban frenéticamente al llamado salto de la rana, que consistia en lanzarse los unos sobre los otros.
McGready arrastraba a sus seguidores hacia esos comportamientos insólitos a base de provocarles estados alterados de conciencia. Como recuerda el investigador J.A.C. Brown en su ya clásico libro Técnicas de persuasión: de la propaganda al lavado de cerebro, llevar a los seres humanos a situaciones mentales en las que no utilicen su lado racional es la estrategia ideal para manipularlos. Para conseguir esto existen desde síempre determinados métodos que líderes sectarios como McGready o el reverendo Jones han utilizado con profusión.

Cuanto más cansados, más entregados
Uno de los procedimientos más antiguos es el de la extenuación producida por la falta de alimentos o el agotamiento físico, que altera el estado de ánimo y de conciencia de los individuos. Como dice Brown. en esas circunstancias se llega a sufrir alucinaciones que pueden ser utilizadas por el manipulador para conseguir sus objetivos. La vigilia, el ramadán y los periodos de ayuno impuestos por diferentes religiones a lo largo de la historia han servido a sus dirigentes para aprovecharse de la condición de semidesfallecimiento.
Otro de los métodos que cita Brown en su estudio y que emplearon tanto los revivalistas como el Templo del Pueblo es el de la hiperactívación del sistema nervioso, que produce un estado de alteración que nos hace fácilmente vulnerables e influenciables. En esos momentos es muy fácil inducir miedo, dado que el nerviosismo nos vuelve paranoicos y el que maneja los hilos puede aprovechar el temor para presentarse corno un salvador.
De hecho, lo habitual es usar una combinación de estos dos métodos como hacia Jim Jones: ponía a sus adeptos al borde de la extenuación, en una situación límite que les volvía emocionalmente muy vulnerables y poco críticos. Después, activaba al máximo su sistema nervioso mediante cánticos rítmicos y alcohol, y en ese estado de total excitación les inducía el terror al infierno. Mantenía a su público expectante y tenso de forma que todos los congregados se sentían pecadores y no sabían cuál iba a ser su destino. Una vez sumidos en el pánico y presos de una total indefensión, el reverendo proponía la solución posible: él los salvaría. Su religión era la única alternativa.
Por su parte, McGready, al igual que todos los grandes manipuladores de la historia, manejaba a la perfección las técnicas de sobreactivación que conducen a la histeria colectiva. Procuraba que su público estuviese alcoholizado, se hacia acompañar con cánticos repetitivos acompasados a la cadencia de un corazón acelerado, al modo de las ceremonias vudú, con sus tambores, o los ritmos hipnóticos de los derviches, y ambientaba sus ceremonias con luces intermitentes que ayudaban a aumentar el efecto hipnótico. En su caso eran antorchas, pero las hogueras de las ceremonias al aire libre y las vidrieras de las iglesias sirven también para ese fin.

“Un pueblo, un imperio, un caudilo”
Tanto McGready como Jones abusaban de la repetición de palabras que llevan al público al trance. Desde los mantras budistas hasta el ‘”ein Volk, ein Reich. ein Führer”” -“un pueblo, un imperio. un caudillo” – de los nazis, las cadencias linguísticas han sido moneda de uso común en todas las épocas para embriagar los auditorios. Jim Jones no inventó nada nuevo. Simplemente usó las técnicas de manipulación de siempre y mostró que nuestra mente sigue siendo frágil. Quizá más, porque el hombre moderno tiende a sentirse invulnerable a la influencia ajena, lo que le convierte en una presa fácil.

El primer síndrome de Estocolmo
El 23 de agosto de 1973, el sueco Jane Olsson, al que después se unió un cómplice, intentó robar una sucursal del Kredinbanken de Estocolmo. Al ser sitiados por la policia, mantuvieron secuestrados durante cinco dias a tres mujeres y un hombre. Lo curioso del caso tue que, cuando los agentes lograron entrar en el banco y liberar a los rehenes, estos se pusieron de parte de sus captores, se negaron a testificar contra ellos e incluso las cámaras filmaron el momento en que una de las víctimas besaba a Olsson.
Fue el criminólogo y psicólogo Nils Bejerot, que trabajó en el caso, quien llamó sindrome de Eslocolmo a los sentimientos que estaban viviendo las personas raptadas. Desde entonces el término se impuso para describir la respuesta psicológica por la cual la víctima de un secuestro o de una situación de abuso desarrolla una relación de complicidad y gratitud hacia su secuestrador o maltratador.

lavado cerebro - pasos
Estrategias de Lavado de cerebro
MILITARES
Desde que llega al cuartel, el recluta es despojado de su individualidad -corte de pelo, uniforme reglamentario- y se le inculca la obediencia absoluta a las órdenes de sus superiores, por absurdas que sean. Además, se impone la idea de que existe un enemigo peligroso al que hay que derrotar, muchas veces imaginarío, para mantenerle en alerta permanente.

POLlTICAS
Un lenguaje demagógico y difuso, basado en tópicos, eslóganes y consignas, muy insistente – “los judíos son el virus de Alemania”, “hay que acabar con los burgueses explotadores del pueblo”, ~el contubernio judeo-masónico quiere destruir nuestra patria”- sirve para encender los ánimos de las masas y ayuda a los líderes populistas a conquistar el poder.

RELIGIOSAS
En los primeros estadios del proceso de captación, las diferentes iglesias y sectas suelen emplear métodos persuasivos suaves y afectuosos, para luego ir aumentando la intensidad. Con el nuevo adepto ya totalmente convertido y dependiente, los lideres descargan su batería de amenazas y castigos contra las ideas y conductas desviadas.

CORPORATIVAS
Se trata de inculcar a los trabajadores el espiritu corporativo mediante técnicas motivadoras. El jefe manipulador usa la información, los hechos y las oportunidades para alimentar la gratitud de sus subordinados y asegurarse su voluntad. Convencerles de que forman parte de un plan perfecto -ganar dinero- si lo dan todo por La Empresa.

lavado cerebro

Agregado de Mariolo

La prensa es el cuarto poder. La prensa informa …. y moldea opniones, desde siempre.
En este extenso informe (tomado de la revista Muy Interesante, una vieja edición) no se habla de la prensa; pero es otra categoría de lavados de cerebros en masa. Sus métodos no difieren mucho de los demás, sólo que son algo más camuflados. La manipulación de las noticias es la base de estas estrategias.

No hablo de la mentira absoluta, en la que caen cierta prensa amarillista, no; hablo de la manipulación de la “verdad”, de la noticia en si.
Un mismo hecho, lo podemos escuchar, ver o leer en diferentes medios, de distintas maneras. Según la orientación política o religiosa del medio, será el tono, las palabras usadas y hasta las fotos o videos, para “informar” del hecho.

CNN es quizás el ejemplo más saliente.
En el post anterior hablábamos de Palestina e Israel. Un atentado donde mueren inocentes, es tratado de forma diferente, según quien lo haya perpetrado. Si fueron los palestinos es un ataque terrorista; pero si fueron los israelíes fue una operación militar.
Y así con muchas otras “informaciones”. Hoy en día vemos lo que pasa en Libia, por ej. O lo que pasó en Egipto. ¿NO es raro que dictadores que llevan en el poder 30 o 40 años, recién sean considerados dictadores, gobernantes déspotas?. Ya lo preguntaba nuestro amigo El Pelado en su sitio.

Pero pasa en nuestra bendito Uruguay. Si lees la misma noticia en distintos medios, seguro diferirá en algo, según en cuál la leas.
En El País la información dejará al gobierno izquierdista mal parada cada vez que se pueda. En La República todo lo que haga el gobierno estará bien, pero la oposición será mala.
El Observador nos mostrará la cara imparcial, pero si leemos bien, no lo será tanto.
Lo mismo con los canales de TV, donde el premio será para canal 4 mostrándonos como el Uruguay se transforma en el Apocalipsis.
Y ni hablemos de Fútbol, donde las opiniones sobre un mismo partido serán tan disímiles que uno creerá que hubo varios partidos.

El desafío es tratar de liberarse del cablecito invisible que nos conecta a la prensa, tomar toda la información recibida, procesarla, pasarla por filtros y CREAR NUESTRA PROPIA OPINION.
Sin dudas algo difícil, que no es para todos; si miramos las cantidades de masas que opinan según lo hayan leído o escuchado de la prensa.
Lavado

Largo el post, es cierto, pero creo que vale la pena.

Los Frambuesa de la ciencia – Los Anti Nobel

Como en los Oscar, que reciben el día anterior su contrapartida, en tono jocoso, los premios Frambuesa, los anti Oscar; pues lo mismo pasa con los premios Nobel: los Anti Nobel.

ig nobel

El comité Nobel de Estocolmo todavía no ha distribuido sus prestigiosos premios NOBEL, pero en la Universidad de Harvard (Massachusetts, noreste), los Anti-Nobel anunciaron los suyos en una ceremonia, medio en serio y bastante en broma.
Es organizada por la revista Annals of Improbable Research (AIR). Se celebra en el Sanders Theatre, de la Universidad de Harvard.
Ingeniería: Karina Acevedo-Whitehouse y Agnes Rocha-Gosselin de la Zoological Society de Londres, y Diane Gendron del Instituto Politecnico Nacional, Baja California Sur, México, por perfeccionar un método para recoger mocos de las ballenas mediante un helicóptero de radio control.
Medicina: Simon Rietveld de la Universidad de Amsterdam, y Ilja van Beest de la Tilburg University, por descubrir que los síntomas del asma pueden ser tratados con una vuelta en una montaña rusa. Si es en la nuestro Pque Rodó, tiene efecto contrario, te da neumonía.
Transporte: Toshiyuki Nakagaki, Atsushi Tero, Seiji Takagi, Tetsu Saigusa, Kentaro Ito, Kenji Yumiki, Ryo Kobayashi de Japón, y Dan Bebber, Mark Fricker del Reino Unido, por usar el moho del lodo para determinar las rutas óptimas para tender rieles de tren.
Física: Lianne Parkin, Sheila Williams, y Patricia Priest de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda, por demostrar que la gente se cae menos si en el invierno la gente anda con los calcetines por fuera de los zapatos por caminos congelados. Acá ya usa y no tenemos nieva.
Paz: Richard Stephens, John Atkins, y Andrew Kingston de la Universidad de Keele, Reino Unido, por confirmar que insultar (putear) alivia el dolor. Pero eso ya lo descubrimos hace añares acá. Y yo lo practico 🙂
Salud pública: Manuel Barbeito, Charles Mathews, y Larry Taylor de la Oficina de Seguridad y Salud Industrial de Fort Detrick, Maryland, Estados Unidos, por determinar experimentalmente que los microbios tienden a pegarse a los científicos con barba. Por eso me dediqué a otra cosa.
Economía: Los ejecutivos y directores de Goldman Sachs, AIG, Lehman Brothers, Bear Stearns, Merrill Lynch, y Magnetar por crear y promover nuevas formas de invertir dinero que maximizan las ganancias y minimizan los riesgos para la economía mundial, o al menos para parte de ella. 🙂
Química: Eric Adams del MIT, Scott Socolofsky de la Universidad A&M de Texas, Stephen Masutani de la Universidad de Hawaii, y British Petroleum, por demostrarnos que el agua y el aceite se mezclan.
Gestión de empresas: Alessandro Pluchino, Andrea Rapisarda, y Cesare Garofalo de la Universidad de Catania, Italia, por demostrar matemáticamente que las organizaciones serían más eficaces si ascendieran a sus miembros al azar. En Uruguay se hace parecido, pero a dedo.
Biología: Libiao Zhang, Min Tan, Guangjian Zhu, Jianping Ye, Tiyu Hong, Shanyi Zhou, y Shuyi Zhang de China, y Gareth Jones de la Universidad de Bristol, por documentar científicamente la felación en los murciélagos de la fruta. Ya imagino la programación “condicionada”, a medianoche, del Animal Planet.

Como dicen los organizadores, premian aquellos logros que hacen que la gente primero se ría, y luego piense. Los premios quieren celebrar lo inusual, honrar lo imaginativo, y estimular el interés del público en la ciencia, medicina y tecnología.

No entiendo porque no hay uruguayos …. Porque acá hay varios rubros donde los uruguayos causamos risas, ¿o no?

Dedicado a mi amiga Letty