ZANAHORIA, una historia del Uruguay

Uruguay, octubre de 2004. Dos periodistas se embarcan en una travesía de secretos, simulaciones, encuentros furtivos y paranoia cuando un misterioso informante los contacta con la intención de revelar pruebas sobre crímenes de la dictadura militar hasta ahora nunca investigados. La entrega se pospone reiteradamente, la paciencia se agota y la ansiedad crece, pero la posibilidad de obtener la información es más fuerte que cualquier sospecha. Inspirada en hechos reales.

Parece un guión de una película de esas que vemos en HBO, por ejemplo, un clásico thriller.
Pues si, dicen que la realidad a veces supera a la ficción, y en este caso Enrique Buchichio se topó con una historia real que parecía una película en si misma, y no lo dudó, hizo la película.

“Una tarde una compañera de trabajo me recomienda leer una nota. Me pongo a leer y me quedo absolutamente enganchado con esa nota que contaba básicamente la peripecia de la película, pero obviamente de manera más detallada. Cuando terminé la nota, que me divirtió, me intrigó, me conmovió y, sobre todo, atrapó mi atención, pensé que era un material como para una película”, explica Buchichio en conversación con El País.

4ff6b3639af1dbdf760a36050b1252e1 ZAN-F-Afiche-67x100-LowEra el año 2005, cuando Enrique Buchichio – entonces recién egresado de la Escuela de Cine del Uruguay (ECU), lee en el semanario Voces del Frente (hoy renombrado Voces).Lo que allí narraba el periodista Jorge Lauro, junto a un editorial de su colega Alfredo García, era una sucesión de acontecimientos protagonizada por ellos mismos durante los meses de octubre y noviembre de 2004, en medio del furor electoral de esos días.

“Uno a veces no imagina que en Uruguay pasan esas cosas, pero pasan”, dice Buchichio. “Me parecía interesante contar algo que tuviera que ver con lo que la dictadura nos dejó como sociedad en esa clave y no en la clave costumbrista o testimonial más habitual”.

A Enrique siempre le ha gustado mucho el género del suspenso y el thriller (tengo la suerte de contar con su amistad y de habernos hechos panzadas de películas, de comentarlas y hasta de jugar cada año con apuestas “oscareñas”), por lo que en esta historia él encontró un material genial para un género que le gusta y que no ha sido explotado en nuestro creciente cine uruguayo.
“Me parecía que había elementos de tensión e intriga detectivesca, dentro de este subgénero del thriller periodístico”.

La película la podemos ver y comentar desde dos opciones:
Como película de ficción, es una de suspenso, como decimos coloquialmente muchas veces. Es una muy buena película de suspenso Uruguaya. Y, si bien ya nos hemos hartado de poner la palabrita “uruguaya” a lo que hace acá como para que le tengamos más cariño y las críticas sean más leves, en este caso de ZANAHORIA, hay que aplaudir y congraciarse de que un director nos regale una película de unos de los géneros que más gustan en todos lados y que nos entretenga, que nos mantenga en vilo durante 1h 40.
74ce794f7b12dc1e79a8e87d78bb428bEl resultado me pareció “redondito” no sólo por la historia, sino además por las actuaciones, donde sobresale César Troncoso (otra vez) en la piel de Walter, el informante; formando un muy buen trío actoral con Abel Tripaldi (Alfredo) y Martín Rodriguez (Jorge). Troncoso y Rodriguez ya son los actores fetiches de Buchichio se puede decir, ya que ambos actúan en “EL cierto de Leo”, primer film del director. Y una mención especial a la música de Mario Buchichio (hermano del director), que no sólo acompaña, ayuda o sirve de fondo, por momentos es la causante de la tensión que uno siente.

Y como película basada en hechos reales, la historia no es que revuelva en el pasado ni que traiga temas pasados, o cosas parecidas que alguna gente a veces dice; nos recuerda claramente que hay cuentas que no se han saldado aún. Lo muertos, muertos están, se sabe, pero el no saber dónde están, qué se hizo con sus restos, es algo que no debería tener discusión siquiera. Sin embargo la tiene, sin embargo hay quienes prefieren dejar ese hueco enorme en nuestra historia como país.
“Si esa información no faltara, no habría ningún tipo como Walter.”

“Hay tantos Uruguay como queramos mirar. Debajo de una baldosa te podés encontrar con un país que nunca te imaginaste. Yo cuando leí esta historia dije: `no puedo creer que esto haya pasado acá”.

dafec1cf96f22283b154d32fa03e52baZANAHORIA es una película uruguaya que se estrenó ayer, pero hay gente que ni se entera y no es su culpa. Es que desde hace tiempo el cine para muchísima gente pasa sólo por lo que Hollywood nos vende a través de su parafernalia de publicidad.
Pero Hollywood también hace buenos thriller que no necesitan de efectos visuales especiales o de una banda sonora constante de canciones pegadizas. Ese Cine es el que de vez en cuando se rescata cada tanto Gracias a Dios y gracias al Santo Celuloide … bueno, hoy es un santo Digital, pero bienvenido lo digital cuando aporta para una mayor calidad material.

En Cartelera (este link) tienen los horarios en las diferentes salas.
VAle la pena verla, la recomiendo.

4,5 batis
4,5 batis

Anuncios

Un comentario en “ZANAHORIA, una historia del Uruguay”

  1. La verdad con todos los ingredientes que menciona me mantuvo a la espectativa, no sabia que habia pasado algo asi aca y la verdad me encantooo… no soy experta en cine, solo un espectador mas y realmente aplaudio a Enrique y a quienes estuvieron en todos los procesos de la pelicula porque esta MUY MUY MUY BUENA, ESPECTACULAR!!! la super recomiendooo…. Gracias Kike por darnos tan buen material… adelante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s