En el país de Varela, YO SI PUEDO

Norma Etchepare no fue a la escuela ni al liceo. Tiene 43 años y hasta hace un año Montevideo le daba miedo.
No sabía leer ni escribir y no conocía bien los números. Por eso, no manejaba dinero, ni podía hacer compras ni tomar un ómnibus sola. Hoy es una de las uruguayas que cursó el plan de alfabetización básica “En el país de Varela, Yo sí puedo” coordinado por el Ministerio de Desarrollo social y la ANEP. Norma contó a NTN el antes, durante y después de aprender a leer.

La nota la escuché y tomé del programa No Toquen Nada, en Océano FM, conducido por Joel Rosemberg y Ricardo “sueco” Leiva.  De su sitio web le tomé “prestado” el archivo de audio, que les invito escuchar.
[dewplayer:http://www.oceanofm.com/2010/uploads/audios/Historia_de_Norma_10_11.mp3%5D

¿Por qué me llega tanto esta historia, y por eso escribo sobre este tema?. Porque conozco un poco de esto, porque mi familia tiene muchos casos como este. No hablo de mis primos, de mi generación, mucho menos de los que nos siguen (nuestros hijos), que están teniendo la suerte de estudiar, y ni idea tienen de cómo vivieron sus abuelos.
Hablo de mi madre, de mi padre, de mis tíos.
Como ven, no hay que remontarse tan atrás, apenas a mis padres y tíos, o como en el caso de Norma, a algunas personas de apenas 40 años, o sea, como yo, como vos.

Muchas veces se habla de la división entre Montevideo y el interior, del otro país que hay pasando los puentes de Carrasco, Pando, La Paz o Santa Lucía, y es increíble en un país chico, de poquitos habitantes. Es increíble en un país que se jacta de ser de los más alfabatizados en el mundo.
Pero Ojo, no niego esto, por supuesto que tenemos esa suerte de ser una país muy alfabetizado; pero también tenemos la mala costumbre de ser “capitalinos”.
Es que parece que al vivir en Montevideo, tanto si naciste acá o te viniste del interior y te hiciste montevideano, esto hace que nos olvidemos del resto del país, que lo desconozcamos, literalmente.
Me da “cosa”, por no decir bronca u horror, que siendo tan pocos, seamos indiferentes a los que viven a pocos kilómetros de nosotros, a los que viven al lado, y más en el mundo de hoy, donde unos kilómetros no son nada.

Mi padre apenas hizo un mes de primero de escuela, nada. Mi madre llegó a comenzar segundo, pero es como si nada también. La mayoría de mis tíos lo mismo.
Y, como cuenta Norma en el audio, mi padre y varios tíos míos, que trabaron siempre en el campo, eran unas luces sacando cuentas. Hoy si no estamos con la maquinita, no sabemos sumar; ellos te hacían la cuenta que fuera mentalmente, y no habían ido a la escuela.
Pero no lo valoramos. Los gurises de hoy no lo saben, y si se los contás, ni bola le dan al tema.
Mi madre escribía cartas, si, pero despacio, cuidadosamente. Lo aprendió con los años. Para firmar, ponía todo su nombre y se tardaba sus minutos. Algo que hoy puede fastidiar a más un oficinista.norma

Los padres de Norma trabajaban en una estancia y ella empezó a trabajar ahí de muy pequeña. Algunos de sus hermanos más grandes fueron a la escuela pero a ella no la dejaron porque su madre quería que se quedara a ayudarlos.

Historia similar a la que me contaba mi madre. Sus hermano podían salir a trabajar y hacer “sus cosas”, hasta pudieron ir algún año a la escuela. Pero mi madre no, ella era mujer y debía quedarse con la madre en la casa, a hacerlas cosas de la casa, claro.
También mi madre, una vez en Montevideo, trabajó en el servicio doméstico, y mi padre en las fábricas de ladrillo, barracas y al final en secundaria de portero.
Esto es lo que trato de contarle a mi hija, para que comprenda y aprecie lo que hoy tiene, la oportunidad que la vida le da a ella.

Si escuchan el relato de Norma, verán como fue maltratada por algunos idiotas, inmensamente más IGNORANTES que ella. El chofer el ómnibus que la “soreteó” por preguntar el destino, por no saber leer; y el cajero del banco que dijo “esta gente ignorante no tendría que venir a cobrar al banco”. Ganas de partirle la ventanilla en la cara a estos tipos.

Cuando su marido se enfermó Norma tuvo que salir a buscar trabajo y al tiempo consiguió empleo como limpiadora en una casa de familia. También participó del programa de empleo transitorio del MIDES, Trabajo por Uruguay, y entonces se enteró de que existía el Yo, Sí Puedo. “Cuando la coordinadora del programa nos dijo que los que quisiéramos podíamos aprender a leer y a escribir yo fui la primera en levantar la mano porque nunca había tenido esa oportunidad”, afirmó.
Norma cuenta que su vida cambió por completo, que ahora se maneja sola y no tiene que depender siempre de alguien que la ayude o la acompañe.

El plan de alfabetización “En el País de Varela: Yo, Sí Puedo” comenzó a implementarse en la órbita del MIDES, en marzo de 2007 con el objetivo de eliminar el analfabetismo que existe en Uruguay. Pueden participar todas las personas mayores de 15 años, que nunca concurrieron a la escuela, o que lo hicieron algunos años, que aún no lograron aprender a leer y escribir o lo olvidaron.
Hasta el momento se alfabetizaron unos 5.000 uruguayos, y se estima que todavía quedan más de 180.000 personas que nunca superaron el tercer año escolar. Por más información se puede llamar al 0800 7263 o dirigirse a cualquiera de las Oficinas Territoriales del MIDES en todo el país. – Tomado de la página del MIDES.

Hemos criticado mucho al Plan de emergencia, por lo mal implementado, pero el relato de Norma me deja esa sensación de “que bueno”. Sigo sosteniendo que no fue muy bien implementado, pero cuanta gente, como Norma, que SI les ha servido y de mucho.

En el país de Varela, sin dudas que todos podemos.

Anuncios

4 pensamientos en “En el país de Varela, YO SI PUEDO”

  1. Este es un programa positivo y necesario, que merece el mayor de los éxitos.
    No voy a opinar sobre otros aspectos del Plan de Emergencia, porque sería como “echar tierra” en medio de un post que resalta algo que se hizo bien y oportunamente.
    Para mí, todo plan que tenga por objetivo mejorar el nivel educativo de la gente, debe aplaudirse.

  2. Tal cual, Pelado. Como dije al final del post, lo hemos criticado al plan; yo lo sigo criticando por algunas cosas de su implementación.
    Pero en este caso, que no es dar plata, sino dar educación, me parece plausible sin dudas.

    Abrazo

  3. Hola Mariolo: tanto tiempo. Este artículo también me llega porque en mi familia, igual que en la tuya también tuvimos casos. Pero, en la mía, mis tíos, aprovecharon este mismo programa, seguramente con otro nombre, dado hace muchos años en las escuelas públicas en la época de la dictadura. Siempre recuerdo con que orgullo mi tío decía que había aprendido a leer de grande.
    Y conozco a una señora, que continúa siendo analfabeta y lamentablemente pasa lo que cuenta esta señora, la tienen que acompañar a todos lados y te podés imaginar lo que pasa (o pasaba hace años que perdí contacto con ellos) siempre el estado de cuenta de la tarjeta de la señora tenía más de lo que ella esperaba…al final, sabiamente había optado por llevar las facturas a pagar a un conocido supermercado, donde las cajeras la ayudaban y le cobraban lo que era realmente…
    (Y eso me hizo acordar de mis épocas de cajera donde también tenía clientes que me daban el monedero para que yo sacara el dinero de ahí…)
    Bueno, don Mariolo, si Dios quiere, para fin de año o probablemente el año nuevo, su señora reciba de Papá Noel o los Reyes magos, quien sabe, un paquetito de harina de maíz para sus arepas…

  4. Ro, empecemos por decir que linda esa foto de tu bebé.

    Lo que contás es tan cierto, y me alegro lo hayas dicho acá. Porque, como dije en el post, nos olvidamos de que aún queda gente que no ha ido a la escuela. Y está bueno los más chicos lo sepan, y sepan de las dificultades que tendrán si no estudian, por lo menos lo básico.

    Y GRACIAS desde ya por eso que decís al final, jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s