5ª Campaña de Vacunación …….. contra el maltrato

HAGOUNTRATOPORELBUENTRATO
YMECOMPROMETOENMIRELACION
CONLOSNIÑOS,NIÑASYADOLESCENTESA:
  • Aprender cada día a relacionarme con buenos tratos.
  • Enseñar no solo con lo que digo sino con lo que hago.
  • Dedicar cada día un ratito para hacer algo juntos y disfrutarlo: dialogar, cocinar plantar, jugar, leer y/o pasear juntos.
  • No discriminar porque ser varon o mujer adolescente es distinto, pero con igualdad de derechos y oportunidades.
  • No permitir que algunos tengan menos derechos que otros por su situación social, económica, ideológica o religiosa.
  • Preguntar qué es lo que desean cada vez que nos disponemos a ayudarles.
  • Ayudar en vez de violentar o discriminar cuando tienen una conducta problemática que nos preocupa o molesta.
  • Resolver los conflictos, que son parte de la vida, conversando, acordando y pensando juntos/as pues de este modo aprendemos todos/as.
  • Ser responsable y posibilitar que: estudien, tengan amigos/as, vivan en familia, tomen opciones, se asocien con otros y participen de su comunidad.
  • Valorarlos igual que a cualquier adulto pero diferenciar sus responsabilidades de acuerdo a su edad.

Como pasar por la explanada municipal es casi cotidiano para mi, el año pasado recibí la dosis de esta vacuna y hoy en la tarde vuelvo a recibir un refuerzo.
Si, los muchachos estaban nuevamente allí, con su excelente buena onda y colorido, charlando con los que pasábamos, tratando de concientizar a todos hacia un mejor trato para con los niños. Y por supuesto dándote la dosis correspondiente a esta vacuna.
Como ven, aqui tengo el certificado (más el pegotín que encabeza este post); y la dosis vuelve a ser un caramelo, nada mejor que un dulce para este objetivo.
Y vos, Botija, ‘tas vacunado?

Otra buena (pa’ que vean que no todo es malo en el Botija), que la podemos acompañar con el post de abajo, con los gurises de Cardal.

Anuncios

5 comentarios en “5ª Campaña de Vacunación …….. contra el maltrato”

  1. Yo tengo uno de esos bichos viviendo conmigo… Digamos que cada día es una vacuna dulce (y a veces amarga) que me protege y me cura el alma 🙂

    Un abrazo, compañero.

    Noe

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s