GIANDI, de la tragedia nace un ángel.

De rostro afable y en un español que termina acentuando en la última sílaba todas sus palabras, André explica qué es Giandi, una organización que ayuda a estudiantes con problemas financieros.
La obra elegida no es en vano, y mucho menos el lugar. Y es que en otra vida, lejana ahora a sus 64 años, André fue maestro, luego profesor y más tarde Jefe Administrativo de Servicios Culturales en Francia. Como buen diplomático, vivió repartido en el mundo: Argentina, Senegal, Venezuela, España y Brasil, Y también, claro está, Uruguay.
Y fue aquí donde su vida dio un giro en un instante: una noche, hace seis años, su hijo murió en un accidente de tránsito en la Rambla, en la tristemente célebre “Curva de a muerte”. Tenía 19 años.
“En este tipo de acontecimientos mucha gente se deja caer, cuenta André. yo, al contrario: yo peleo y armo cosa.
Una de esas cosas fue Giandi, un proyecto de ayuda a estudiantes con problemas financieros. La fundación busca … rescatar a chicos que estén en el liceo con problemas de dinero para que no pierdan el año. André se entrevista con las autoridades de la institución, escoge a dos o tres chicos y les paga todo lo que necesiten para su vida liceal: la cuota del colegio, los útiles, etc.
“Me gusta trabajar con chicos”, cuenta Y le gusta a ayudarlos en su educación, porque para André, “un chico que sabe leer y escribir va a ser mejor que Otro que no sabe’.
Cuando selecciona a un chico para la beca le pone una sola condición: comprometerse. “Que cuando uno salga de sus problemas financieros ayude a otro”, explica André, La razón es simple: uno tiene que devolver lo que recibió’.
Pone un ejemplo. Un chico becado tuvo tremendos problemas de familia y no podía estudiar, “no tenía mesa dónde”, cuenta André. Y perdió sus exámenes en diciembre. “En enero me manda un mail Contándome el problema. No sé a dónde ir para estudiar’, me decía”. André mandó mails y teléfonos a todos sus amigos pero ninguno estaba. También le escribió a las becarias que había ayudado la fundación y que ahora estaban en la Universidad. “Me contestaron dos. Una me dijo: puede dormir en el cuarto de mi hermano. La otra me dijo que sus padres estaban de acuerdo y que podía ir a su casa”. El chico salvó todos sus exámenes en febrero, “Me dio una alegría que no te podés imaginar’, comenta André.
Y este año fue tan bueno que André tiene planes de expandir su obra. Para empezar, quiere hacer una página de Internet que sirva de lugar de encuentro para todos los becarios. “Para que todos sepan lo que hace cada uno”, cuenta.
Además, tiene pensado tomar tres o cuatro chicos más y decidió ayudar al hogar Juan XXIII, un hogar en San José que trabaja con 11 niños de familias muy carenciadas. El hogar buscar recuperarlos y los educa, dice.
André quiere contratar a un maestro para que dé clases allí. Además quiere ayudarlos a conseguir trabajo: ahora está en tratativas con un amigo suyo dueño de un restaurante.
Quiere convencerlo para que le deje hacer pasantías allí a los chicos que estudian pastelería en el hogar.
Pero además de la ayuda a extraños, la fundación está marcada por su historia personal. Y es que el nombre de la fundación, Giandi, no es en vano: así firmaba su hijo los cuadros que pintaba, un apodo que unía su nombre, ‘Gabriel”, y su apellido, “Demonte”.
Además, el proyecto se financia con donaciones de sus amigos, lo que también entraña un homenaje. Y es que hace tres años, en Caracas, a donde él y su esposa habían vuelto de Uruguay por trabajo, ella falleció de un cáncer rápido, cuenta André.
Desde ese momento André hace una fiesta de dos días cerca del 13 de junio, fecha del cumpleaños de su esposa. Y es ahí, en el cumpleaños en el que recuerda a su esposa donde André habla con sus amigos sobre Giandi, la fundación que homenajea a su hijo.
Y así, de las dificultades de la vida saca fuerzas para hacerles la vida más fácil a otros, para que ellos continúen ayudando. Y quién sabe, tal vez así se cambie el mundo.
Por otro lado, Giandi también realiza actividades de ayuda a cuatro escuelas en el departamento de Maldonado Les proporciona cuadernos y libros, les organiza bibliotecas, les proporciona material como estanterías, heladeras, computadoras, etc., además de organizarles conferencias.

Nota extraída de la revista mensual de Montevideo Shopping, “azulado”.

Anuncios

5 pensamientos en “GIANDI, de la tragedia nace un ángel.”

  1. Qué excelente Mariolito.

    ME ENCANTÓ, este tipo de proezas son de destacar.

    Me parece por demás interesante.

    Mi niñito también se llama André..

  2. Mirá no sabía que existia esta fundacion, estas son las cosas que deberian promoverse…no las andadas de los resentidos sociales del plenario Memoria y Justicia.

  3. Esto es como la pelicula cadena de favores… es muy buena y que te ayuden y vos ayudar a otros y asi sucesivamente esta buenisimo y ojala se siga ahondando en ellos… que bueno!, me entristece que el senior haya tenido esas perdidas pero la catarsis que hace me gusta.

  4. a mi me ha ayudado muchisimo esta fundacion tengo un gran aprecio por esta gente y les deseo lo mejor porque son muy buenas personas

  5. Mariolo excelente publicación esta bueno que te hayas tomado el laburo de pasarlo al blog, me conmovió bastante leerlo Ya que yo soy ese chico del ejemplo que André da en la entrevista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s